Si todavía os sentís perdidos y no sabéis por dónde empezar, estamos aquí para intentar ayudaros.

¡Nos casamos! Después de la euforia del momento, contárselo a amigos y familiares, toca sentarse a planificar. Mucha gente os dirá que es un agobio, pero por experiencia propia os diré que es igual de especial planificar ese día tan especial, juntos, como un equipo y con toda la ilusión del mundo.

 1 – Tener una agenda, archivador o cualquier otro formato que os resulte más cómodo para ir recogiendo todo lo que a continuación vamos a detallar, para mí es imprescindible ya que tendréis todo lo relacionado con la boda en un mismo sitio.
Si sois más de formato digital que de “papel y boli” podéis hacerlo a ordenador o con cualquier aplicación o programa que utilicéis.
Una app de organización que nos encanta es Evernote, ya que podéis crear una carpeta compartida e ir poniendo, cada uno desde su móvil, sugerencias, ideas…
También ayuda mucho “Pinterest”, da muchas ideas muy útiles.

2 – Ahora es momento del brainstorming o lluvia de ideas: Quizás sabéis
perfectamente lo que queréis porque lo habéis soñado y hablado mil veces,
pero aun así siempre es bueno que vayáis definiendo los aspectos estructurales básicos (si hacéis esto los dos solos, con música de fondo y un vaso de vino ya es maravilloso, y es imposible que nadie se estrese):

 Boda religiosa o civil
 Testigos y padrinos
 Lugar de celebración
 Tipo de boda (aquí todo lo que sabéis que no puede faltar en vuestra
boda, cosas imprescindibles)
 Presupuesto general (importante)
 Tamaño de la boda (esto os hará no caer en invitar por compromiso y
ceñiros a la gente con la que realmente queréis compartir ese día, da
igual que sean 10 o 200)

3 – Elegir la fecha: Con la fecha, en nuestra opinión, ya vais a empezar con las primeras tareas.
Son las primeras porque son las que tienen que contratarse o realizarse con
más antelación, para que podáis tener la boda de vuestros sueños y no la boda que “esté disponible”:
 Iglesia o lugar de celebración (en el caso que sea civil, dónde vayáis a
hacer tanto la ceremonia civil como el banquete y la fiesta).
 Fotógrafo y Videógrafo.
 Lista de invitados (provisional, a ojo vamos…)

 Iniciar los trámites legales (sabemos que la celebración es primordial,
pero… queremos estar casados legalmente ¿no?)

Tanto la Iglesia, como el lugar de celebración os van a dar la fecha, con esa fecha lo primero que nosotros recomendamos es contratar el fotógrafo y videógrafo ya que de los profesionales o servicios a contratar son los que tienen más exclusividad en cuanto a fechas, y suelen ser muy solicitadas, sobre todo si os casáis en temporada de bodas (mayo, junio, julio, agosto y septiembre) la temporada también va a depender del sitio, pero generalmente son estos meses.
En mi caso, reservar la fecha con el fotógrafo que queréis que recoja los recuerdos de ese día tan importante es de lo más importante, ya que, sin el don de la ubicuidad (que por ahora no poseo) solo puedo hacer una boda al día (estoy para vosotros al 100%), no tengo un segundo equipo ni nada parecido. Habéis llegado hasta aquí por mí y por mis fotografías y eso es lo que merecéis, por lo que es muy posible que haya varias personas interesadas en un mismo día.

4 – Organización.
Con esto ya tenemos la fecha, la iglesia/restaurante, el fotógrafo y videógrafo, los tramites legales en curso y nuestros amigos y familiares con el día B marcado en sus calendarios, así que nos podemos relajar un poco y ver cuantos meses quedan para la boda, para poder ir planeando cuando vamos a ir realizando las tareas que nos quedan por hacer:
 Vestido de novia, zapatos, accesorios, lencería…
 Traje del novio, zapatos, accesorios.
 Peluquería y maquillaje.
 Maestro de ceremonias (en el caso de una boda civil)
 Si necesitamos alojar a nuestros invitados hablar con hoteles cercanos, y
reservar nuestra habitación para la noche de bodas.
 Flores, ramo y decoración.
 Música: ceremonia, DJ, etc.
 Contratar transporte de los novios y los invitados.
 Preparar el viaje de novios.
 Encargar las alianzas.
 Encargar y repartir las invitaciones.
Podemos ir asignando cada tarea una semana o mes concreto, dependiendo de lo que falte para el día de la boda y así saber lo que tenemos que hacer e ir dedicando a cada tarea el tiempo necesario para disfrutar de la planificación de la boda.

5 – LO MÁS IMPORTANTE
No os olvidéis de disfrutar cada segundo con vuestro futuro marido/mujer, como novio he de decir que esto es un momento muy bonito que une mucho a las parejas, no hagamos de algo tan bonito como una boda un motivo para estresarnos, es vuestra boda, es vuestra historia, única e irrepetible, asi que nada puede salir mal, disfrutad de cada momento y vividlo con positividad y felicidad, ya que no puedo concebirlo de otra manera.

Ullamcorper Convallis

¡Nos casamos! Después de la euforia del momento, dar la noticia a amigos y familiares, es momento de sentarse a planificar. Es probable que alguien os diga que este proceso es un agobio, pero nuestra experiencia nos dice lo contrario, nosotros lo pasamos genial organizando nuestra boda y disfrutamos casi tanto del proceso juntos como del día de la celebración.

Antes de empezar, quiero dejar claro que la finalidad de esta pequeña guía es ayudar en este proceso bajo nuestro punto de vista. Existen guías super completas que os van a ayudar un montón en este proceso, solo hay que buscar en Google un poco para dar con ellas.

CONSEJOS

– Tener una agenda, archivador o cualquier otro formato que os resulte más cómodo para ir teniendo todo lo relacionado con la boda bien  ordenado en un mismo sitio.  

Si sois más de formato digital que de “papel y boli” podéis hacerlo en el ordenador o con cualquier aplicación o programa que utilicéis.

Una app de organización que nos encanta es Evernote, ya que podéis crear una carpeta compartida e ir poniendo cada uno dede su móvil sugerencias, ideas, cualquier cosa. Por supuesto recomendamos Pinterest como fuente de ideas.

 – Brainstorming o lluvia de ideas: Quizás sabéis perfectamente lo que queréis por que lo habéis soñado y hablado mil veces, pero aun así, siempre es bueno que vayáis definiendo los aspectos básicos. Podéis hacer esto los dos solos, con música de fondo y un vaso de vino, así es imposible que nadie se estrese. De aquí tienen que salir los primeros conceptos básicos:

1.  Ceremonia religiosa o civil.

2. Testigos y padrinos.

3. Lugar de la celebración.

4. Tipo de boda (Aquí todos los detalles que sabéis que no pueden faltar en vuestra boda, cosas imprescindibles).

5. Presupuesto general.

6. Tamaño de la boda (Intentad no caer en invitar a gente por compromiso y en invitar a la gente que realmente os importa, la que realmente queréis que esté con vosotros ese dia).